30 12 2009

Un thread genial en Salgan al Sol donde se discute el problema de la investigación en los juegos de rol

Anuncios




10 puntos sobre Freemarket: el juego de rol sobre la posthumanidad

8 12 2009

1. Freemarket es un juego de ciencia ficción transhumanista de Luke Crane y Jared Sorensen. Es también  uno de los primeros juegos de rol a pedido de los yo haya escuchado. Peter Adkinson ideó el concepto y les pagó a Crane y Sorensen para que lo armen. Se puede conseguir una Beta gratis, que tiene algunos typos, pero es completamente jugable. El juego físico va a salir en poco tiempo, en formato box set, incluyendo cartas, fichas y todo los elementos para jugar. Si, es uno de esos juegos de rol que tienen un sistema que usa cartas y fichas.

2. Es Ciencia Ficción con mayúscula. En el sentido de que no es un space opera (Burning Empires) , un juego de acción con estética ochentosa (Cyberpunk) o una adaptación de una serie de tv (Star Trek) Plantea un universo posible, habitado por humanos, donde la interacción entre los personajes y el escenario dispara toda una serie de preguntas pseudo filosóficas existencialistas.

3. Se llama Freemarket porque en el mundo planteado no existe el estado, ni ninguna institución burocrática. El motor de la historia (y el plot) es el egoísmo de los personajes: sus ambiciones, búsquedas de poder, metas. Tampoco existe el hambre, ni la muerte, ni el dolor, ni las diferencias de clase. A raíz de esto tampoco  existe el dinero. Su reemplazo es una abstracción llamada Flow que equivale al capital social del personaje. El Flow se obtiene siguiendo a rajatabla un código moral impuesto, que premia la generosidad . El modelo de obtención de recursos implica un sacrificio. Lo cual parece ser la base moral fundamental para la constitución de una sociedad anarco-capitalista.

4. El sistema de resolución usa cartas y fichas . De hecho, es todo un mini juego,  mezcla del Jodete y  Blackjack. El objetivo es  conseguir más puntos que el adversario, usando las cartas para activar skills y traits de personalidad que sean pertinente con el contest. Es ingenioso, tiene algo de estrategia y mucho de apuesta.

5. La reminiscencia más patente que me disparó fue un juego de pc de hace unos años que se llamaba Startopia. Un juego tycoon del estilo de Themepark, pero con temática sci fi. En Startopia administrámos una base espacial, la poblabamos de alienígenas y avanzamos en dirección de una sociedad perfecta, o al menos en un hotel de lujo espacial.

6. Adhdiere a una filosofía neo positivista, mcluhaniana, y claramente tecnófila. Hay mecánicas que modelan el funcionamiento de redes sociales, conceptos como favoritear npcs, hacer amigos, dar aprobación, crear grupos cerrados que se definen como antagonistas a otro grupos cerrado. El juego traspola la interacción virtual  de plataformas como Twitter,  Facebook u Orkut, a un mundo “existente” que ha encontrado formas de reproducirse y constituir historias. Todo esto gracias a los problemas resultos por la tecnología.

7. Lo más interesante que se me ocurre para modificar  el juego y darle sabor, es revertir la temática libertaria e introducir facciones anarco socialistas en la base espacial donde transcurre el juego. Esto implicaría agregar nuevas mecánicas pero sin,  necesariamente, alterar las mecánicas de flow.

8.  Las mecánicas de memorias son anti materialistas. El conflicto transcurre en el universo simbólico, y este  no se ve alterado por las condicines de existencia. Los personajes pueden alterar sus memorias o de los otros con facilidad. Esto tal vez dispare toda una serie de posibilidades cyberpunks en clave Philip Dick.

9. Es un juego donde se juegan techies. No hay (necesariamente) heroísmo, ni aventuras, o resolución de crímenes. El juego es un enorme sandbox, a eso tal vez venga la conexión con Startopia. Los jugadores se vuelven arquitectos del mundo y su historia, pero desde los personajes, y como no como narradores suplementarios.

10. Es el juego más interesante del año, y lo mejor que le pasó al subgénero de la ciencia ficción del rol en mucho tiempo.





3 12 2009

Ah, si…Harvey Pekar tiene un webcomic