2 04 2009

-Ayer fue mi día BAFICI. Nuca había ido antes, en los 10 años que se hizo, en parte por un poco de paja y otra parte de prejuicio. Este año se me ocurrió conseguir un folleto explicativo un día que fui a tomar el té al abasto , y no tenia nada para leer. Ese mismo día marqué todas las películas que me interesaban, basándome puramente en las síntesis. El folleto era la materialización de esa visión gestión eficiente que tiene el macrismo, tenían los horarios de las películas, la mencionada sinopsis de cada film, un mapa desplegable en el centro con la ubicación de los cines donde transcurre el festival, publicidad gastronómica variada e internacional que desnudaba la contradicción: un público turista interesado en comer en alguna fonda peruana del abasto, disfrutar de una cena show en un restaurante cubano del centro o un tenedor libre vegetariano chino, el agotamiento de Buenos Aires como una ciudad con una cultura propia y el abrazo a la multicultura.

-De las 15 películas que me llamaron la atención, termine yendo a ver dos. Los problemas de ser un triste empleado administrativo de día, y un apático estudiante de sociales por las noches.

-La función de Not Quite Hollywood el sábado al mediodía en el Atlas Santa Fe tuvo muy poca concurrencia. Como mucho eramos 20 personas, la mayoría nerds recalcitrantes, gordos comiqueros, que no se habín bañado el día anterior y posiblemente durmieron con lo que tenían puesto. La clase de gente con la que te podes poner a hablar de Final Crisis o Mister Hands. Pocas novias. Un tipo que había pasado los 40 años, solo, de esos que siempre se ven los día de semana en los cines de Lavalle.

-Not Quite Hollywood me encantó, pero que estuviera incluida en el programa me indico el doble discurso sobre el que esta programado el festival. Por un lado la película ganó varios premios, y aunque no fui un éxito de taquilla se inscribe como una forma de empujar el renacimiento del Cine Australiano de explotation (ozplotation), pero aun así no había ninguna función programa en el festival para ver películas de este género. De hecho, el cine de género brillo por su ausencia en el festival. Asi que “Not Quite..” estaba incluida mas como una rareza, un guiño, o para que los estudiantes de cine se sintieran un poco mas raritos.

-Mi novia odio la película.

-La película no estaba subtitulada, pero a alguien de la organización se le ocurrió que seria una buena idea subtitularla ellos mismo -buena idea- pero proyectando paralalelamente los subtítulos en una pantalla aparte abajo de la pantalla principal -mala idea- No esta de más decir que hubo muchos problemas de sincronización.

-Hoy vi por cable una película argentina que se proyectaba en el BAFICI ¿Quién quiere hacer colas o jugar a la ruleta de internet para conseguir entradas, si podes ver las películas en tu casa?